viernes, 16 de mayo de 2014

Una de murales


Me encanta que me dejen una pared para pintarla. De todos los encargos que recibo, una pared siempre me hace pegar un gritillo de alegría, y en los últimos meses he tenido la enorme suerte de encontrarme con dos.

El primero, el de la pequeña Uma, en realidad fue un encargo en conjunto para mi y para Alex Otero, así que el reto tenía su dificultad. El diseño de los animales fue cosa de Alex (aunque hay alguno mío), pero me tocó a mi darle a los pinceles.




El mural de Jorge tiene como protas a mis personajes, pero como siempre hacemos equipillo, también le pedí ayuda a Alex con los pinceles.



Aquí os dejo unos videos con el proceso de trabajo de ambas paredes.
Ya estoy ansiosita pensando en el siguiente :)